jueves, 30 de octubre de 2014

En el Fin Parte 1



En el Fin Parte 1


Había pasado una semana desde la última vez que se vieron. Óscar estaba sentado en las gradas  junto a las canchas de la escuela. Kary había llegado de sorpresa y con una sonrisa en el rostro saludó a Óscar. Hola, ¿Te acuerdas de mi?  Óscar podía intuir a donde iba dirigida esa pregunta por lo que se tomó su tiempo para responder. - Claro que si, aunque no recuerdo muy bien tu nombre. Óscar se metió las manos a los bolsillos y trató de evitar el contacto visual con Kary. Kary se sentó a lado de él y también echó la mirada al vacío. Óscar volteó al ver que Kary lucía preocupada y algo triste.  Óscar trató de decir algo para animarla pero en ese momento no encontraba nada que pudiera decirle. Apenas y la conocía y el único tema de conversación posible, tenía que ver con  Carbono 14. A pesar de que Kary tenía un aspecto dulce y tierno, él no quería confiarse. Carbono 14 estaba suelto  y alguien había intentado matarlo.  Kary rompió el silencio. -Hace unos días mi mejor amiga  desapareció. No estoy muy segura, pero ella de un día para otro dejó de venir a la escuela. Óscar por un momento dejó de prestar atención a Kary. A lo lejos estaba ese chico misterioso Aaron. Era la primera vez que lo veía desde aquel incidente. Óscar sabía que él podría ser uno de las dos personas que lo habían arrojado al vacío.-Carbono 14- Óscar de repente sintió un escalofrío en todo su cuerpo. Kary había mencionado a Carbono 14. Óscar volteó a ver a Kary, ella lucía tranquila pero extrañada. -mencionaste a Carbono 14-dijo Kary. Óscar comprendió que inconscientemente había mencionado a Carbono 14.¿Puedo ayudarte? le exclamó Kary. Se quien eres y qué sucedió en el incidente de la cisterna.  Óscar se levantó y sin apartar la vista de Kary dijo: Ella, tu amiga, tal vez se salió de la escuela.  Eres muy dulce en verdad lamento lo de tu amiga, pero no puedo hacer nada. No soy quien tú crees. Lo lamento. Óscar se dio la media vuelta y se fue. Kary sintió una enorme decepción, creía que él podía ayudarla a encontrar a su amiga. Lo único que le quedaba era seguir por su cuenta.


Óscar trataba de no pensar en aquella niña.Aunque en el fondo se moría de ganas por ayudarla. No podía correr riesgos. Óscar se apresuró a alcanzar a ese misterioso muchacho de nombre Aaron.

Los días siguientes Kary intentó idear un plan para encontrar a su amiga. Pero era difícil, se sentía en medio de la nada, sin ninguna pista y sin alguna ruta por donde empezar. Pero Kary era una niña inteligente, sabía que si empezaba por los lugares donde había visto a Óscar merodear, podría encontrar algo útil. Los días pasaron y lo único que había notado Kary eran unas extrañas grietas en las paredes. En el sitio donde se encontraba la cisterna había encontrado una especie de hoyo profundo. Pero de entre todas las cosas lo que más le llamó la atención era la extraña coincidencia que había notado en ciertas niñas de la escuela.  A cierta hora de la tarde noche. Algunas niñas faltaban a su última clase, ¿a dónde iban? ese era el misterio. Kary había notado desde hace mucho esa conducta pero  no le dio importancia hasta ahora.Ideando un plan. Kary descubrió que era a una alcantarilla por la que bajaban las niñas y no salían de ahí hasta después de 5 minutos de haber terminado la última clase. La primera vez, sólo se limitó a observar y  esperar desde afuera. En la segunda vez  fue cuando ella decidió entrar para ver lo que realmente sucedía ahí.  Ese día esperó a la hora, sigilosamente entró después que la última chica entrara. Una vez dentro, ella descubrió un enorme pasillo similar a los que había en la superficie. Mientras caminaba por el pasillo, notó los graffitis en las paredes: Mantén al Detective!  Nada es para siempre y todos mensajes  con la misma temática sobre el fin del mundo. Kary llegó hasta toparse con un pequeño salón donde estaban todas las chicas.  Ella se colocó en fila como todas las chicas lo hicieron. Formando dos filas que figuraban un pasillo. Había una parte del salón que estaba oscura pero de la que se escuchaba un ruido similar al de una turbina de avión. Kary estaba asustada e intentaba mantener la calma. De entre la oscuridad algo se movía y a las dos niñas de enfrente de ambas filas algo les dio. Pronto Kary notó que alguien observaba en la entrada de la puerta, era alguien masculino. Un ruido distrajo a Kary e hizo que ella volteara la vista a la oscuridad del salón. Una niña había entrado a la parte oscura del salón. de pronto Las niñas comenzaron a moverse en dirección a la salida del salón. Kary siguió la inercia de la fila pero intentaba voltear para ver qué había sucedido con la niña que había entrado a la parte oscura del agujero. Kary no se percató de cómo y cuánto tiempo tardó en estar de nuevo en la superficie. Kary  se dirigió a la salida, había varios alumnos saliendo en ese instante. Kary intentaba asimilar lo que había ocurrido. De pronto vio que Óscar se encontraba saliendo de la biblioteca,. Kary por alguna razón trató de evitar contacto con él e incluso aceleró el paso. Óscar vio a Kary e intentó alcanzarla pero un prefecto lo detuvo y lo hacía volver a entrar a la biblioteca. Kary estando ya afuera, volvió en sí.  Intentaba asimilar lo que acababa de vivir y por un momento se preguntó si su mejor amiga había sufrido el mismo destino que aquella niña. De pronto recordó al tipo en la entrada de ese salón y sintió escalofríos. Ella se preguntaba si debía decirle a Óscar o seguir sola.  Kary sabía que si Lucy estaba en ese agujero, de algún modo ella debía rescatarla.  Una luz deslumbró su rostro, era la camioneta de su papá que había venido por ella.