domingo, 24 de agosto de 2014

Preludios de Verano (Vol 2)


Prólogo:

Todo había terminado. Óscar estaba de vuelta en la escuela, sólo por última vez.  Había pasado un año desde que empezó el misterio. habían ganado pero se sentía derrotado. Han ya no estaba,  y todo en la escuela era nuevo. Sólo quedaba aires de cambio en el ambiente. Nuevos rostros deambulaban por ahí, ignorando lo sucedido hasta hace unos meses. Ahora Óscar está en último grado, ahora está en el escalón más alto. Y algunos colegas quedan para terminar el curso.


(I)

El receso había iniciado, y todos los niños estaban fuera de los salones. Las bancas y los patios estaban repletos. El sol vespertino pintaba el final del día con tranquilidad. Óscar caminaba por los pasillos sin preocupación alguna, mientras inspeccionaba con su inseparable lámpara de bolsillo, algunas zonas de las paredes de la escuela.  A tiempo, para la comida y disfrutar lo último del receso. Óscar se acercó a un casillero viejo al final del pasillo,abrió la puerta y se  aseguró de que nadie lo viera, sólo notó a lo lejos, una silueta de mujer alejarse.  Óscar de adentró en casillero.  Óscar salía de un casillero similar dentro de un salón. Óscar Iluminó la esquina del casillero y vio como una pequeña grieta se cerraba.

(II)
Óscar salió inmediatamente del salón y camino hacia la tienda de la escuela.  Los nuevos estudiantes parecían  que disfrutaban el receso como si nunca hubieran tenido uno. Mientras que los antiguos colegas, parecían marcar su territorio ante las nuevas criaturas de reciente ingreso.  Ahora todo era diferente, no había hoyos en el suelo, no había chicas asustadas de alumnos con máscaras de calamar.  A lo lejos una chica llamó la atención de Óscar.  Era Shanty, la misma Shanty que hace unos meses,estuvo a nada de exterminar la vida en el planeta. Ella parecía distinta, no recordaba nada y era mejor así. Óscar  no pudo evitar recordar a Han y como había influido Shanty en todo. Ó
scar suspiró y se alejó repitiendo en su mente - la imagen de  la Shanty que él conoció y como no encajaba con la Shanty que acababa de ver.  

Óscar comía una hamburguesa mientras miraba la cisterna de agua de la escuela. Estaba reparada y nada de los sucedido hace poco quedaba. -Fuiste tú el que descubrió lo que había en esa cisterna ¿cierto? Óscar volteó para ver quien era el que estaba hablando.  Se trataba de un chico de nuevo ingreso, Óscar jamás lo había visto en los dos años anteriores, Era un tipo delgado y pequeño, pero en su rostro tenía la expresión de alguien que tramaba algo. Óscar asintió con los hombros y dio una mordida a su hamburguesa. El tipo volvió hablar, esta vez con más energía. -Oh viejo, en verdad eres tú. El Detective, en mi salón no dejan de hablar de ti. Aunque debo decir que creí que eras más alto. -Gracias, supongo- dijo Óscar. El tipo se marchó con un hasta luego. Dejando a Óscar pensando.¿ Cómo ese chico sabía lo que había pasado? ¿Cómo sabía lo de la cisterna y por qué me llamó detective?

Epilogo
5 minutos antes de lo último que leíste.

Óscar dejó atrás la zona donde Shanty estaba y se acercó al comedor donde vendían las pizzas y hamburguesas.  En ese momento Una niña apareció en el pasillo llevaba una charola con una rebanada de pizza y un refresco.  Era de cabello negro y piel blanca,  Sus ojos cafés eran pequeños pero se destacaban mucho por el reflejo alegre que proyectaban. Óscar estaba seguro que era de nuevo ingreso, jamás la había visto y además sólo las niñas de primer grado traían las calcetas hasta las rodillas. La chica pasó de largo y Óscar, con una sonrisa, siguió caminando hasta el comedor.  Pero algo no estaba bien, y de no haber sido por la chica nueva, Óscar lo hubiera notado. Al final del pasillo daba con un jardín, en el jardín había tres botes de basura y en la basura, Alguien lo estaba observando.